PUERTO DESEADO

Controlan perros callejeros con GPS

Una ciudad adonde atacaron a más de 400 pingüinos, busca a través de la ciencia saber cuántos hay, dónde están y qué se puede hacer.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 17:52

Puerto Deseado, en la costa atlántica de Santa Cruz, sufrió hace cinco años la matanza de más de 400 pingüinos ante el ataque de una jauría de perros silvestres o asilvestrados. La conmoción aun permanece cuando se recuerda aquel hecho. No obstante, un grupo de investigación de la sede local de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) diseñó una herramienta tecnológica para el seguimiento y control de los perros callejeros.

Se trata de un sistema georreferenciado o comúnmente llamado GPS que alberga los datos de la población canina, los lugares con mayor densidad y los movimientos en jauría y se puede manejar a través de cualquier aparato telefónico móvil. Uno de los integrantes de ese equipo, Diego Procopio, detalló las características del proyecto en diálogo en el programa “Viaje al puerto de la noche”, por AM 550 y 24/7 Noticias.

Procopio sostuvo que durante los últimos cuatro años realizaron un censo a través de este sistema, incorporando todos los datos posibles en los recorridos manzana por manzana de Puerto Deseado en planillas que luego las volcaron en el Sistema de Información Geográfica (SIG). El último conteo arrojó aproximadamente la existencia de unos 1400 perros en situación de calle, unos 200 menos que los existentes en la localidad de San Antonio Oeste, con la que se comparó por tener características y población similares.

También el investigador universitario destacó el proyecto en cuanto al aporte que significa para los planes que se puedan poner en marcha en los municipios o provincias, ya que avanza sobre una mirada integral del problema y la aplicación de herramientas como castración, tratamientos sanitarios, entre otros. No obstante, Procopio recordó que en su momento la comuna de Puerto Deseado emitió una ordenanza contemplando la posibilidad de "sacrificio humanitario" en determinados casos y con la asistencia de profesionales, un tema de Salud Pública que provocó reacciones adversas de entidades protectoras.

“El problema no son los perros, son los humanos” que abandonan a sus mascotas o los dejan sin refugio interno y de esta manera los animales van incorporando hábitos del espacio público y pueden ser un serio peligro para la población y también para la fauna y el ganado de productores de la zona, aseguró. El perro es el carnívoro más común del mundo, que en caso de abandono toma comportamientos de carroñero en las ciudades y de carnívoro en las áreas periurbanas.

Comentarios

Otras Noticias