NEUQUÉN

Extenuado, Alberto viene a Neuquén en busca de energía

El desarrollo de Vaca Muerta contrasta con la realidad inflacionaria. Al presidente le urge una foto petrolera.
domingo, 17 de abril de 2022 · 10:54

La eventual candidatura de Omar Gutiérrez a un nuevo período en la presidencia del MPN, el diálogo de Rolando Figueroa con dirigentes del sector Azul, el lanzamiento de Marcos Koopmann en el acto del 30 de abril y otras cuestiones -que fueron adelantadas por este medio- se han ido confirmando a lo largo de la semana. Lo que, en cambio, tomó por sorpresa a propios y extraños fue el anuncio lanzado desde Balcarce 50, sobre la nueva visita que Alberto Fernández realizará a la provincia, tras aquella del poncho en Villa La Angostura, durante los tiempos de restricciones producto de la pandemia.
En esta Argentina inflacionaria, de bolsillos rezagados y de reclamos callejeros al impulso de las organizaciones y fuerzas de Izquierda que han logrado capitalizar los planes sociales que el propio Estado nacional asigna sin mucho control, hay dos sectores que generan riquezas en medio del contexto asfixiante.

Uno es el del campo y el otro el del petróleo. Por imperio de las retenciones y la grieta que todo lo impregna, el de la siembra es un terreno hostil para el presidente. Entonces lo que puede mostrar es Vaca Muerta, carta de presentación de esta provincia en la que se respeta la envestidura, más allá de la obvia necesidad de diferenciarse, en nombre del federalismo y de la autodeterminación. Si es necesario, el MPN acompaña hasta la puerta, pero jamás entra al cementerio, como ya lo ha demostrado con los distintos mandatarios nacionales, independientemente del tinte político que acrediten.
El anuncio de esta nueva visita llegó en momentos en que Gutiérrez se encontraba de viaje por Houston (Texas) en busca de nuevas inversiones para la cuenca hidrocarburífera neuquina. Y en momentos, también, en que Fernández soportaba la andanada de publicaciones, audios, videos y minutos de radio y TV sobre el aparente destrato de su vicepresidenta y mentora, quien ensayó una inoportuna reflexión sobre cuestiones sensibles en momentos complejos. “Que te pongan una banda y que te den el bastón no significa que tengas el poder”, afirmó.
En un clima de crispación política, económica y social, el presidente -extenuado- viene a reponer energías a 1.100 kilómetros del epicentro de la interna que complica al Frente de Todos. Y la foto al pie del cañón le conviene más al presidente, que al gobernador que -se deslizó- trajo otras buenas nuevas de EEUU, cuyos detalles irá desgranando a medida que avance la semana.

Con sus producciones de crudo y de gas a niveles récords, Vaca Muerta representa, entonces, un camino, un rumbo que podrá mostrar este presidente que la viene lidiando sin éxito contra una escalada de precios que, en marzo, llegó al despropósito del 6,7%; nada menos que el más elevado desde abril de 2002 (10,4%), cuando el país aún naufragaba en la crisis que se llevó puesto a De la Rúa y sumergió en la pobreza a infinidad de argentinos.
Alberto estará el jueves (primero se había dicho el miércoles) en Loma Campana,  donde encabezará  el inicio de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que será fundamental para el abastecimiento, las inversiones y todo lo que hace a la industria del sector que alimenta, incluso, perspectivas exportadoras. Será, además, una oportunidad para rememorar la nacionalización de YPF y el inicio de esta era de los no convencionales, en la que jugó un rol protagónico el ex gobernador Jorge Sapag. Fue la provincia la que insistió con la puesta en marcha y la que ahora insiste con el desarrollo, para el que el gasoducto en cuestión representa una muy buena noticia.
En paralelo, el MPN tiene entre ceja y ceja la interna partidaria por cargos electivos en la que los Azules volverán a enfrentar al ahora diputado Nacional Rolando Figueroa, con el interrogante sobre lo que hará el sector Azul y Blanco de los petroleros. Por lo pronto, las expectativas de la dirigencia y muy especialmente de la militancia Azul están puestas en la cita prevista en Villa El Chocón. Se dice que, el sábado 30, se movilizarán unas 20.000 personas desde Neuquén capital  y del interior, con lo que la pintoresca y pequeña localidad correrá el riesgo de quedar chica. Será, se supone, el espaldarazo para que Koopmann profundice su trabajo ya con el traje de candidato. Mientras tanto Rolando Figueroa no le afloja y logra la presencia que requieren los desafíos de tamaña magnitud. Sabe que el camino a noviembre es corto pero a la vez largo y que debe administrar inteligentemente los tiempos, anuncios y recursos de cara a ese desafío. 

En frente está la oposición que se organiza y se va perfilando en ciertas cuestiones; acaso el rechazo a la propuesta de Ramón Rioseco de conformar un frente para enfrentar al MPN. Un sector del PRO, liderado por la diputada provincial Leticia Esteves ya ha dicho que el límite es el kirchnerismo y lo mismo ha adelantado Carlos Eguía (CC-ARI), quien avanza en las gestiones para sumarse a la expresión local de Juntos por el Cambio.
La que comienza será otra semana interesante en la que habrá que presentarle atención a las reacciones de la dirigencia K local respecto de la visita de Alberto, quien arribará a poco de haberse concretado un acuerdo bastante forzado entre los sectores de Darío Martínez y de Oscar Parrilli, quien logró esquivar las urnas en la interna para cargos partidarios.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias