RÍO NEGRO

Nación quiere que Weretilneck sume a Doñate

El crecimiento de Tortoriello desvela al máximo referente de Juntos Somos Río Negro que irá por un tercer mandato provincial.
domingo, 17 de abril de 2022 · 00:00

El crecimiento en las encuestas de Aníbal Tortoriello preocupa. Y si bien el ex gobernador y actual senador Alberto Weretilneck asegura que "falta para las candidaturas”, también reconoce que Juntos Somos Río Negro no irá solo a la elección provincial del año próximo y plantea una alianza más grande en la que se incluye el peronismo. En los discursos hay mil motivos para la apertura. Pero en la realidad lo desvela el empresario del transporte.

Weretilneck blanquéo el por qué de las fotos con el camporista Martín Doñate. A Nación le preocupa Río Negro caiga en manos del macrismo que tiene a Tortoriello su máxima figura. Si bien la alianza estratégica parece interesante, hay cosas que no cierran si se tiene en cuenta que el acompañante del cipoleño debiera ser una figura reconocida y con poder territorial, cosa que Doñate no tiene.

El dirigente de Beltrán es el máximo referente de La Cámpora en Río Negro, un sector de escasa representatividad en la provincia y que a nivel nacional está enfrentado con la presidencia. "No cuenta votos propios" dicen desde el seno de Juntos al analizar que en las comunidades chicas, como Valle Medio, el padrón responde a los intendentes.

En el PJ, el sorismo no hizo declaraciones públicas. Se estima que, Martín Soria, el actual ministro de Justicia quiere volver a Roca y no ir en búsqueda de la gobernación nuevamente. En ese caso, su hermana María Emilia sería candidata a diputada Nacional o senadora. Pero con la imposibilidad de integrar una alianza con el partido provincial se reducen los espacios en las listas. 

El peronismo deberá aceptar lo que imponga la Casa Rosada para evitar que Río Negro se pinte de amarillo. Pero qué pasa con los verdes de JSRN, si bien todos se encolumnan detrás de Weretilneck, quien demostró ser el único líder partidario, la incorporación de Doñate dejaría afuera de los principales cargos a dos figuras importantes la gobernadora Arabela Carreras y el vice Alejandro Palmieri.

Lo cierto es que ninguno de los dos genera adhesiones por si solos. Carreras transita los últimos meses de una gestión bastante pobre al frente del gobierno, en la que todas sus fichas están puestas en las inversiones millonarias del Hidrógeno Verde. El conflicto con los gremios la debilitó. En tanto que Palmieri es una figura que se esfumó en la pandemia y eso es lo que le facturan puertas adentro.

Uno de ellos dos deberá esperar a las presidenciales y encabezar el tramo de senadores o diputados, pero como se trata de una alianza, también se debe tener en cuenta que el sector de Doñate peleará por sus propios espacios dentro de ese segmento.

Surgen dudas en cuanto a la certeza de al alianza. Por qué un político tan hábil, anunciaría su jugada de ajedrez con tanta anticipación. Desde el albertismo explican lo obvio: sumar los votos que necesitan para mantener la gobernación y no pasar zozobra con Tortoriello.

¿Tanto importa Tortoriello en la estrategia del político que más suma en Río Negro? El empresario cipoleño crece en las encuestas en el Alto Valle, centro del poder económico rionegrino. Tiene mandato hasta 2025 como diputado, pero su obsesión es volver con un cargo electivo a la provincia. El objetivo principal es ir por la gobernación, pero no descarta ir nuevamente por la intendencia, ante una pobre gestión del albertista Claudio Di Tella.

El transportista mantiene un discurso pegado al macrismo. Se muestra como empresario exitoso que no necesita el sueldo de la política. Aunque si quiere permanecer en la política. En el resto de la provincia es casi ignoto, aunque con solo mostrarse como candidato del PRO, junto al ex presidente, el porteño Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, su imagen crece y capta la intención de voto opositor.

Aunque no sean los tiempos ideales, porque la gente demanda poder llegar a fin de mes y que el sueldo le alcance, la política partidaria se empezó a mover intensamente. Hay que esperar la respuesta del Juntos por el Cambio, que en Río Negro sólo suma como aliados a los votos del macrismo, los escasos que puede aportar el ARI y un mínimo sector del radicalismo que por ahora no integra el partido de gobierno.

Mientras, Carreras deberá terminar su mandato sin mayores sobresaltos para no alterar las intenciones de Weretilneck y el gobierno Nacional de mantener a Río Negro como un aliado. Sin poder real, serán complejos los últimos meses de la gobernadora, quien ya demostró su imposibilidad de lograr acuerdos por si sola.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias