NEUQUÉN

Se comienza a visibilizar la interna del MPN por las candidaturas a vice y diputados

Ya son varios los que alimentan sueños de precandidatura a vicegobernador ¿Será?
domingo, 15 de mayo de 2022 · 21:34

En medio de la abrumadora catarata de noticias y otros asuntos que inundan literalmente las redes -desde el camión que cayó al río hasta las penosas consecuencias de la escalada inflacionaria- hay uno que sigue y seguirá ganando terreno, por la sencilla razón de que ha entrado en una etapa de definiciones, y es el de las candidaturas rumbo a 2023.

Ya se había dicho, desde Mejor Informado, que aunque en el MPN Azul prefieren que quien acompañe a Marcos Koopmann -en la fórmula para la Gobernación- sea una mujer, no descartan que pueda llegar a ser un hombre, si su posicionamiento, currículum, trayectoria y formación así lo ameritan. Es más hasta se conoció un puñado de posibles hombres y mujeres, ninguno de los cuales desestimó la versión.

Lo nuevo es que dos de ellos golpearon o mandaron a golpear la mesa, en la última semana. Uno de los que dijo ¡Aquí estoy! fue el titular del Copade y hermano del gobernador, Pablo Gutiérrez Colantuono, quien acumuló experiencia como asesor externo de la Legislatura neuquina, durante la gestión de Jorge Sapag y Ana Pechen. Fue precisamente una declaración reciente de Sapag respecto de la amplitud de criterios para resolver la candidatura a vice, lo que animó al sector que conduce Colantuono; en especial al ministro de Desarrollo Social, Abel Di Luca; a su colega de Niñez, Sofía Sanucci, y al diputado provincial Germán Chapino, quien lo expresó sin más vueltas en redes sociales: “Es mi candidato”, dijo.

Durante la semana -muy posiblemente el martes- esos y otros dirigentes se van a reunir para evaluar la posibilidad del lanzamiento. Pondrán sobre la mesa eventuales estrategias, entre las que quizá se incluya un “operativo clamor”; seguramente no a la vieja usanza de la expresión callejera, sino a través de las redes, cual siembra de cara a un acto cuya concurrencia ya está garantizada por el peso propio del partido.

Más sencillo parece ser lo de la ex diputada Gloria Sifuentes, cuyas fotos comenzaron a circular hace ya algunas semanas y le dieron volumen a esta suerte de interna dentro de la interna, que a los conductores del sector Azul les gusta alimentar, mientras el camino rumbo al calendario electoral de este año (en que el MPN votará cargos partidarios y electivos) gana en intensidad. Tanto que hasta hubo cruces que bien podrían considerarse ásperos.

Tras la peregrinación Azul a El Chocón, el diputado nacional Rolando Figueroa hizo mención a lo que considera los liderazgos impuestos con recursos del Estado; y quien le salió al cruce, se supone que estratégicamente designado, no fue otro que un viejo conocido: el intendente de Chos Malal, Hugo Gutiérrez, quien lo acusó de haberse olvidado de sus compañeros. Figueroa y el jefe comunal fueron compañeros de ruta hasta las jornadas inmediatamente posteriores a la interna en la que Omar Gutiérrez logró su segunda candidatura a gobernador. 

Quienes han transitado el por el camino contrario, de Azules a críticos del gobernador y su equipo, son tanto el ex secretario de Estado (y primo de los Sapag) Rodolfo Laffitte como el ex jefe de bloque en la Legislatura provincial, José “Pino” Russo, integrantes del MAPO, histórica agrupación que ahora salió a advertir sobre una preocupación que si bien es retroactiva, condiciona. Se trata de una modificación que la Convención del MPN realizó en la Carta Orgánica y que, básicamente, bloqueó el acceso a las candidaturas. Desde julio último, tanto los independientes como los afiliados con menos de tres años no pueden ser candidatos a gobernador ni a vice, lo que limita las posibilidades de ampliación que se le asignan a Figueroa. Aquella enmienda dejó abierta la posibilidad de que las candidaturas de quienes no cumplan los nuevos requisitos puedan habilitarse a partir de una autorización expresa de la propia Convención partidaria, hoy bajo gobierno azul con el ministro de Turismo, Sandro Badilla, a la cabeza.

Aún no se sabe quien acompañará a Figueroa en la fórmula y tampoco hay indicios. Lo que, en cambio, se sabe es que por ahora se mantendrá firme en su postura de no mostrar demasiadas cartas, mientras avanza con sus reuniones y encuentros a lo largo y ancho de la provincia, ya no para instalar su imagen, sino para generar adhesiones y confianza. El trazo grueso de su discurso abraza lógicas coincidencias con el de Koopmann en cuanto al federalismo y las cuestiones que de él se decantan; las diferencias radican en las formas de administración provincial.

Lógicamente, el MPN no es el único partido en movimiento. Nada de eso, también lo está Juntos por el Cambio (JxC), que acaba de recibir la visita de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien pasó por una de las empresas de Vaca Muerta, se reunió con empresarios, también con dirigentes, recibió el saludo de militantes y, quizá lo más trascendente, le levantó la mano al diputado nacional Francisco Sánchez (PRO), como precandidato a gobernador. Ahí estuvo el concejal capitalino y presidente del partido de Macri a nivel provincial, Marcelo Bermúdez; pero tan importantes como las presencias fueron las ausencias. No la vieron a la diputada provincial, Leticia Esteves, identificada con el rival de Bullrich en la disputa por la candidatura presidencial, Horacio Rodríguez Larreta, de quien se dice que ya eligió a su eventual precandidato as gobernador. Se habla del diputado nacional Pablo Cervi quien, por pertenecer a la UCR, se mantiene a prudencial distancia de las cuestiones intestinas del PRO.

La sintonía del jefe de gobierno porteño con la expresión local del radicalismo no se agotaría en Cervi, cuyo perfil de empresario es bien visto en las esferas de decisión; nada de eso, se extendería hacia el concejal Juan Peláez, administrador de un grupo de clínicas, al que estaría dispuesto a ungir como precandidato a intendente de la ciudad capital. De ser así, enfrentaría a otro referente del PRO: el ex diputado nacional Leandro López, quien hace tiempo viene recorriendo los barrios de la ciudad, a veces con Bermúdez, otras veces en soledad y ahora con la concejala Denisse Stillger.

Mientras eso sucede, el intendente y precandidato a la reelección, Mariano Gaido, sigue abocado a su agenda de gestión y se muestra cada vez más dinámico, tal como lo hace el propio Gutiérrez, pero en el ámbito provincial. Son tiempos en que la expresión neuquina del Frente de Todos padece los coletazos no sólo de la suba de precios, sino también de las batallas ya preocupantes que Alberto Fernández y los Kirchner (Cristina y Máximo) libran con epicentro en Buenos Aires, pero con repercusiones en todo el país, lo que genera lluvias de críticas desde un JxC que asiste a su propio dilema sobre si Milei sí o Milei no. Y son precisamente estas y otras cuestiones, las que alimentan la posición del MPN como distante de la consabida grieta política. Parece una realidad circular, y quizá lo sea.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Más de

Comentarios

Otras Noticias