LA PENA DE MUERTE

Trump se despide con un triste show de ejecuciones

Antes de dejar el cargo de Presidente, decidió continuar una serie de sentencias capitales que estaban pendientes.
sábado, 12 de diciembre de 2020 · 10:52

Las autoridades de Estados Unidos realizaron la décima ejecución federal del año, la cantidad más alta en más de un siglo, ante la decisión del presidente Donald Trump de continuar con una serie de sentencias capitales antes de dejar el cargo, pese a una centenaria tradición de suspenderlas durante el período de transición de poder.

Alfred Bourgeois, un hombre negro condenado a muerte por el asesinato de su hija de dos años, recibió anoche una inyección letal en una cárcel de Terre Haute, en el estado de Indiana (centro-oeste), un día después que otro condenado fuera ejecutado también allí.

Tras una demanda por paternidad, Bourgeois, un exchofer de camión, ejercía la custodia temporal de su hija en el verano de 2002, cuando la llevó a una ruta camionera y abusó severamente de ella hasta que en un momento le rompió el cráneo contra el parabrisas, reportó la agencia de noticias AFP.

Como el crimen tuvo lugar en una base militar donde realizaba una entrega, fue juzgado en un tribunal federal y sentenciado a muerte en 2004. Permaneció en el corredor de la muerte desde entonces.

Las ejecuciones federales fueron suspendidas en Estados Unidos desde 2003, principalmente por dudas sobre la legalidad de las drogas administradas a los condenados.

Sin embargo, Trump decidió suspender esta moratoria en julio pasado, pese a que los estados que aún ejecutan la pena capital postergaron su aplicación por los riesgos sanitarios para el personal carcelario y los testigos durante la pandemia de coronavirus.

En total, siete ejecuciones federales se realizaron antes de las elecciones del pasado 3 de noviembre, que el magnate republicano perdió ante el demócrata Joe Biden, quien se comprometió a trabajar con el Congreso para acabar con las ejecuciones federales.

Desde su derrota, que aún se niega a reconocer, Trump ejecutó a otros tres sentenciados y rompió así con una tradición de 131 años, durante los cuales los mandatarios salientes suspendieron las sentencias federales durante la transición.

La última ejecución federal está programada para el 15 de enero, solo cinco días antes de que Biden tome posesión de su cargo.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios