Impacto sobre el barril

La OPEP teme una segunda ola de Covid y las operadoras locales miran su ombligo

La OPEP y sus aliados acordaron aumentar la producción. Se intenta mantener un equilibrio entre demanda y oferta para evitar una nueva caída del precio del crudo. Las operadoras locales solicitaron analizar un aumento a los combustible.
jueves, 16 de julio de 2020 · 12:22

Como adelantó Plus Energético, la OPEP se reunió este miércoles con sus aliados y acordó aumentar moderadamente la producción de crudo a partir de agosto de este año.

Según la agencia Reuters la OPEP teme que una segunda ola del virus prolongue la proyección del inventario de petróleo. Por otro lado, la Agencia Internacional de Energía (AIE) de Estados Unidos también revisó la previsión de demanda mundial para el resto del año y advirtió -en su último informe- que “los rebrotes de contagio del Covid en algunas regiones representa un riesgo que ensombrece las perspectivas para el mercado”.

El escenario mundial juega en contra del planteo que realizaron últimamente las operadoras locales al Gobierno Nacional sobre la necesidad de aumentar el precio de los combustibles en el surtidor.

Según trascendió, las empresas consideraron -sin tener en cuenta los informes de las consultoras internacionales- que deberían comenzar a discutir el precio del barril ya que llegó a tocar los U$D 43 y estiman para septiembre el valor de la normativa nacional.

El decreto 488/20 establece que las entregas de crudo en el mercado local se realizarán a un valor de U$D 45 por barril tomando como referencia el petróleo tipo Medanito. A su vez, establece que durante el período de mayo a diciembre si la cotización del Brent supera el valor establecido en el decreto durante 10 días consecutivos, quedarán sin efecto las disposiciones de la normativa.

La OPEP espera que la demanda aumente a 7 millones de barriles por día solo en 2021. El informe de AIE y la investigación interna de los países exportadores consideran que sus “objetivos podrían estar en riesgo si una segunda ola del virus obliga a nuevos bloqueos en todo el mundo”.

El almacenamiento a nivel mundial está estimado en 1.128 barriles. Esta cifra significa el equivalente a más de 12 días de producción mundial de petróleo con escasez de demanda.  

Bajo este escenario, una segunda ola retraería abruptamente el valor durante el tercer trimestre con una pequeña recuperación durante el cuarto trimestre de este año, estimaron en la reunión de la OPEP.

Por otro lado, en su boletín mensual, el cártel petrolero estimó una demanda para el 2020 de hasta 90,72 millones de barriles día, lo que supone una retracción del orden de 9 millones de barriles día respecto al consumo del año anterior.

La OPEP subraya que “las decisiones históricas tomadas en medio de una gran incertidumbre han realizado una contribución sustancial, allanando el camino para la recuperación de los mercados económicos y energéticos mundiales en 2021”

En este sentido, las proyecciones contemplan una retracción del orden del 3,7% para el 2020, con una recuperación moderada del 4,7% para el 2021.

La esta situación global pone en evidencia que, con el planteo de aumento de combustibles en el mercado local, algunas operadoras no desean caminar bajo una política de mercado, ni apalancarse con el empresariado local ni jugar las reglas que posibiliten transitar un 2020 dentro de un mínimo marco de estabilidad.

Comentarios

Otras Noticias