GUERRA NARCO

Narco rosarino fue detenido por Prefectura en Roca

Creen que existen vinculaciones con bandas locales y la Justicia Federal evitó la colaboración de la Policía de Río Negro.
lunes, 27 de junio de 2022 · 00:00

La guerra narco planteada desde hace unos meses en el norte de Roca tiene similitudes con la dura realidad que atraviesa desde hace décadas la ciudad de Rosario, donde los dealers y soldaditos siembran miedo. Donde la vida de una persona tiene un precio ínfimo. Las comparaciones no son sólo por lo que sucede en las barriadas más populares de una y otra ciudad, sino también porque se detectaron contactos entre el centro urbano más poblado de Santa Fe y el más poblado del Alto Valle rionegrino. 

Una investigación de la Justicia Federal de Santa Fe permitió encontrar en Roca a un peligroso narco de 27 años que había escapado de Rosario luego de que una cómplice haya sido atrapada al cobrar 250 mil pesos de una extorsión. La mujer al caer presa, aseguró que respondía a las órdenes de Pirulo para buscar un bolso con el supuesto pago de una familia a la que le cobraban por no balearle más la casa.

Pirulo es Roberto Damián Aguirre, de 27 años, quien huyo de Rosario en marzo, cuando una mujer que trabajaba para su organización cayó detenida y cantó. En su declaración le aseguró a los investigadores que había sido contratada por un hombre al que sólo conocía por el apodo. Ante la incredulidad de quienes la interrogaban, les dijo que abran su teléfono celular y buscaran los mensajes entre ambos. 

El juez autorizó el pedido del fiscal Pablo Enrique Socca, y comenzaron las escuchas al celular de Pirulo. Casi tres meses después, con horas de grabación, la Justicia por fin supo dónde estaba Pirulo, en una de las charlas con una mujer de Rosario, se sinceró brindó detalles de su ubicación, como también le explicó que si "yo voy para allá y me matan".

Aguirre es considerado un dealer de droga en los barrios La Cerámica y El Churrasco, en el distrito Norte de Rosario. Y forma parte de una organización más grande que tiene a uno de los líderes tras las rejas en la cárcel de Piñero, cerca de Rosario, Rodrigo Leonardo Contreras. Él le habría ordenado a Pirulo que cobre una deuda de un adicto, al que le baleó la casa, pero allí no vivía más el deudor.

Luego siguieron las balaceras hasta que comenzaron las presiones telefónicas. El actual inquilino hizo la denuncia y la Policía se hizo cargo de la operación. En uno de los allanamientos a la celda de Contreras, le secuestraron un teléfono que tenía el número de la víctima. Dos días después las amenazas continuaron, entonces desde la fiscalía tomaron la decisión de involucrarse de otra manera. Se hicieron pasar por la víctima y coordinaron un pago de 250 mil pesos para evitar nuevos ataques.

La novia de Contreras fue quien se bajó de un taxi para buscar el dinero en una plaza cercana, pero el bolso en cuestión estaba custodiado por varios policías de civil y desde el aire a través de un dron. Cyntia Rego la mujer fue la que terminó delatando a Pirulo.

Aguirre fue detenido en Roca, en una gomería de la calle La Plata al 1000, casi Jujuy. Hasta allí llegó una comisión de Prefectura Naval de Neuquén, a quien se le dio la responsabilidad de detenerlo. La Justicia Federal no confió en la Policía de Río Negro para hacer el procedimiento, por miedo a que se filtre. Es que creen que Pirulo recibió asistencia algún narco local, quien le brindó un lugar para poder aguantar en su huida de Rosario.

Pirulo también fue acusado por su ex pareja, la madre de su hijo por violencia de género. En diciembre del año pasado además de molerla a piñas, le clavó un vidrio en el cuello.

Como en Rosario, las balaceras en los frentes de las casas de barrio Nuevo de Roca se repiten a diario. Si bien aún no hubo muertos, sólo es atribuible a la suerte o  la mala puntería. En las últimas semanas la Policía de Río Negro, dispuso un mayor control de la zona norte ante la queja de los padres de la Escuela Primaria 357, que tomaron el establecimiento en reclamo de mayor seguridad, después de que en una balacera un proyectil ingresó por una ventana de un aula y quedó clavado en un pizarrón.

Desde Educación prometieron que esta semana comenzaría la construcción de un paredón de dos metros de altura para resguardar el edificio. Y desde Seguridad que iban a incrementar la seguridad, sin embargo los padres se niegan a mandar los hijos a la escuela porque aseguran que la Comisaría 21° con jurisdicción en la zona no cuenta con el personal necesario, sólo tiene dos patrulleros y no hay forma de que puedan cumplir con su promesa.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias