NUEVA ETAPA

Bares y restaurantes vuelven en Neuquén, al aire libre

Salvo en calles troncales o con circulación de colectivos, la actividad gastronómica tiene, desde este sábado, ese permiso.
sábado, 14 de noviembre de 2020 · 13:47

La Municipalidad de Neuquén habilitó la actividad gastronómica, en bares y restaurantes, al aire libre, con mesas y sillas en veredas y calzadas. Hoy empezó a funcionar un local comercial ubicado en Roca e Yrigoyen, y hay 26 solicitudes de permisos que serán analizados la semana próxima por el municipio, se informó.

Bares, restaurantes, confiterías, cafeterías y heladerías, entre otros comercios, localizados dentro del área delimitada por las calles Bouquet Roldán - Chaneton, Tierra del Fuego - Tucumán, Montevideo - Chile y Sargento Cabral - Teniente Ibáñez; podrán, por tanto, practicar esta modalidad y comenzar la reactivación de su actividad económica.

“Con el desarrollo de este nuevo programa buscamos mejorar y ampliar la utilización del espacio público para que los locales puedan desarrollar la actividad gastronómica al aire libre con una inversión municipal  que está acompañando a los comerciantes”, dijo el intendente Mariano Gaido, quien reafirmó que "estamos ayudando al pulmón económico de la ciudad que son los gastronómicos, para que aquellos comercios que tuvieron una situación difícil puedan tener hoy una ayuda desde la Municipalidad de Neuquén”.

Gabriela Cagol, subsecretaria de Comercio, explicó que “los espacios al aire libre es donde hay menor riesgo de trasmisión y donde se puede realizar una tarea de control de respeto de todos los protocolos COVID- 19, como las distancias entre mesas y la capacidad de ocupación en los espacios”. 

Aclaró que “esta modalidad no es factible en las calles troncales ni en aquellas arterias donde transita el colectivo debido al tránsito vehicular”.

En cuanto al espacio posible de habilitar, mencionó que abarca “la calzada a lo largo del frente del comercio por el ancho habilitado para el estacionamiento vehicular”. 

Wálter Fleitas, propietario de Reymon, primer local habilitado con esta modalidad, aseguró que “es una manera de recuperarnos después de estos meses malos por la falta de consumo y la falta de tránsito de gente. Ampliar el espacio para tener más comensales es una ayuda muy grande y nos permite recuperar un poco lo que perdimos en todo este tiempo”.

“Con esta nueva modalidad vamos a llegar a tener la misma capacidad que teníamos antes con el bar completo, e incluso hasta un poco más de clientes. Esto nos da una mano grande para volver a tener la facturación que teníamos antes de la pandemia”, aseguró el comerciante.

Comentarios