ESCÁNDALO

Sexo, alcohol y "festichola" con menores en pleno centro

La terraza de un edificio en el microcentro neuquino fue el escenario de una fiesta "descontrolada". Dicen que había dos chicos de 17 años.
jueves, 7 de enero de 2021 · 11:07

La terraza de un edificio en pleno centro capitalino fue el lugar elegido para una fiesta "descontrolada" de sexo y y fuerte consumo de alcohol, en la que -dijeron fuentes consultadas por este medio- había menores de edad. El hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado. En un principio eran seis personas y luego se sumó una séptima, que en un primer momento fue a quejarse "por ruidos molestos", y después se unió a la "fiesta sexual". 

En medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, dónde el gobierno provincial está ultimando y tomando las decisiones de restricción horaria para evitar las excesivas juntadas, unos neuquinos, se ve, que ajenos a esta realidad decidieron satisfacer sus deseos. Y un dato no menor, es que en la misma participaron una chica y un chico de 17 años. 

Todo comenzó pasadas las 12 de la noche, cuándo el dueño de uno de los departamentos de 31 años decidió invitar a cinco amigos; tres chicas y dos varones, de los cuales sólo tres eran mayores de edad. Comenzaron a tomar algunos tragos dentro de la vivienda, y al correr las horas, el volumen de la música iba en aumento y la cantidad de alcohol que estaban ingiriendo, también. Pasadas las 3 de la mañana decidieron subir a la terraza ubicada en el último piso. Cabe destacar, que la mayoría de los departamentos de allí durante el fin de semana están vacíos ya que son ocupados por con fines de servicios a la comunidad de orden público; solo unos tres o cuatro alquileres son particulares. 

La "juntada" se fue de las manos, y el descontrol se sentía y retumbaba en los pasillos del conocido edificio. A las 5 de la mañana, un hombre de unos 50 años, propietario de allí, "enfurecido" por no poder dormir, decidió subir y pedirle al inquilino y a sus invitados que "se vayan a dormir, sino iba a llamar a la policía". Sin embargo, al ingresar al lugar se encontró con una "festichola que le gustó" y lejos de llamar a los efectivos policiales, aceptó la invitación de los presentes, y se unió al baile, a las bebidas y al sexo. 

No hubo denuncia oficial, pero sí un claro delito dónde no se puede dejar de lado que habría habido sexo grupal con menores. En el ámbito penal dicho acto se condena como abuso sexual infantil. 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios